Dona cultura, Dona libros

02/06/2011

Cada día se reciben cajas llenas de libros
Cada día se reciben cajas llenas de libros

La iniciativa de donación de libros a las bibliotecas municipales, desarrollada dentro de la candidatura de Zaragoza 2016, ha recibido un gran apoyo en estos años. Novelas y enciclopedias son los libros más donados por los zaragozanos.

Zaragozanos de diferentes perfiles se acercan cada día a las más de veinte bibliotecas municipales que existen en la capital aragonesa para donar los libros que antes llenaban sus estanterías. Esta iniciativa, que comenzó a desarrollarse con la campaña de Zaragoza 2016 Capital Europea, ha sido muy bien acogida, y muestra de ello son las cajas de libros que a diario recogen los bibliotecarios.

Los motivos son varios; junto al deseo de compartir el libro que en su momento le hizo disfrutar, se encuentra la donación de libros de personas que ya han fallecido o las lecturas infantiles de niños que ya se han convertido en adolescentes.

Inmaculada Ladaga es bibliotecaria en el Áctur, y señala que son, especialmente, novelas y enciclopedias los libros que más presencia tienen en las donaciones. La universalización de Internet y la búsqueda de información por otros canales son, en opinión de Inmaculada, los motivos del aumento de donación de enciclopedias. Ladaga señala también que en los últimos meses se ha incrementado la donación de libros, algo que, en su opinión, puede estar relacionado con las llamadas "limpiezas de Primavera".

COLABORACIÓN CON OTRAS INSTITUCIONES

Los libros donados por los zaragozanos tienen varios destinos. Pueden incrementar el fondo de préstamos, ser puestos a disposición de los usuarios para que disfruten de ellos libremente, o ser donados a otras instituciones, entre ellas la Cárcel de Zuera.


A esta institución se envían habitualmente libros, cursos de idiomas en fascículos, o música. Además, la colaboración es mutua, ya que, la obra de uno de los internos ha estado expuesta en la biblioteca del Áctur.

En definitiva, todavía quedan muchas páginas por escribir en la donación de libros, pero por ahora nos quedamos con este prólogo tan positivo...