Una pulsera por la vida

06/08/2010

Hace ya cinco años que se lanzó la pulsera verde, cinco años en los que miles de personas han lucido y compartido su mensaje optimista, al mismo tiempo que han contribuido a poder seguir trabajando por una buena causa. La aecc ha recuperado su pulsera solidaria porque la solidaridad es un sentimiento que nunca debe pasar de moda.

"x la vida". Ése es el mensaje que hace que la aecc mantenga de moda la solidaridad verde y que hace que miles de personas sigan adhiriéndose a la causa. La pulsera se ha convertido en el bonito recuerdo de una boda en la que los novios han querido colaborar con la asociación, o se ha incorporado en los lotes de navidad de cientos de empresas que quieren contribuir devolviendo a la sociedad una parte de lo que ésta les concede.

Mediante el donativo de sólo 1 euro, las pulseras se convierten en la manera más sencilla de colaborar con la aecc, ya que todos los ingresos se destinan de forma integra a sus proyectos de prevención, investigación, detección precoz y atención al enfermo y su familia. Las pulseras se pueden adquirir en las Juntas Provinciales y Locales de la aecc y está disponible en dos tamaños diferentes

Con esta simple tira de silicona verde se manda un mensaje de esperanza y apoyo a los enfermos de cáncer, sus familiares y a la sociedad en general. Todo ello queda plasmado en un simple eslogan cargado de contenido "x la vida". Muchos proyectos, campañas, acciones y fuerzas pretenden ayudar a vencer esta terrible enfermedad, las pulseras se unen a este propósito para que, con la contribución de todos nosotros, nos acerquemos un poco más a nuestro objetivo.

La AECC, 57 años de experiencia en la lucha contra el cáncer

La aecc es una ONL (Organización No Lucrativa), privada y declarada de utilidad pública que lleva 57 años trabajando en la lucha contra el cáncer. La aecc está formada por socios, voluntarios y profesionales que trabajan unidos para prevenir, sensibilizar, apoyar y acompañar a todas las personas, y financiar proyectos de investigación oncológica que permitirán un mejor diagnóstico y tratamiento del cáncer, redundando en la mejora de calidad de vida de todos los pacientes y familiares.

Estructurada en 52 Juntas Provinciales y presente en más de 2.000 localidades españolas, el trabajo de la aecc se desarrolla a través de sus más de 14.000 voluntarios y 731 empleados bajo una filosofía de colaboración con las autoridades sanitarias, instituciones científicas y aquellas otras entidades que persigan un fin análogo al de la asociación. Todo ello siempre bajo los principios de independencia, profesionalidad, transparencia y cercanía.

La Junta Provincial de Zaragoza tiene casi 4.500 socios y más de 200 voluntarios, que contribuyen, con sus aportaciones económicas, trabajo e ilusión, de una manera muy importante a los fines de la asociación, de la que son un activo fundamental. Sin la colaboración de socios y voluntarios ninguno de los proyectos desarrollados y en proceso hubieran sido posibles.