Teatro romano

21/08/2008

Teatro romano
Teatro romano

El teatro romano de Zaragoza se construyó en el S.I bajo el Emperador Tiberio, y estuvo en funcionamiento hasta bien entrado el S.IV. Su aforo era de 6.000 personas y su acústica era perfecta para la representación de obras dramáticas y espectáculos circenses.

El teatro se empezó a erigir durante el principado de Tiberio y vivió una reforma gran reforma a finales del siglo I. Sus cimientos se hunden en el terreno natural, y sus pavimentos exteriores se asientan sobre los aterrazamientos realizados, en parte, con restos de casas preexistentes. El terreno natural del centro de la cávea, y de la parte norte del teatro, fue rebajado para apoyar directamente sobre él el graderío. El pórtico exterior y el pasillo de circulación interior, o crypta, y las cámaras situadas entre ambos y el trazado descendente de la Orchestra se construyeron condicionadas por esta economía constructiva.

La reforma flavia afectó a algunas partes estructurales: los aditus se modificaron, la orchestra y la frons pulpiti, cambiaron por completo, así como el hyposcaenium y el pulpitum. El área porticada septentrional fue también objeto de esta reforma.

El teatro tiene 105 m de diámetro de cávea. Sin embargo, en el espacio libre del pórtico, al norte de la cavea, se han encontrado cimientos que amplían a 138 metros la longitud total del teatro. Estaba cimentado y construido en hormigón (opus caementicium), aunque sus fachadas, los muros de las vías que limitan, y el cuerpo de la escena eran de sillería de alabastro. Sin embargo, a finales del siglo III fue arrancada para construir la muralla que entonces se levantaba. El teatro se encontraba al este de unos jardines hallados junto a la actual plaza de San Pedro Nolasco y al norte de las grandes termas públicas de la calle de San Juan.

El teatro romano sobresalía por encima de las casas del tejido urbano ya que estaba rodeado por insulae de una sola planta, dos como mucho. Además los templos y el foro, otros edificios públicos de envergadura se erigieron en la zona más baja de Cesaraugusta, ya muy cercanos al río.