La Catedral de La Seo

20/08/2008

Fecha: Construcción de la Iglesia Catedral sobre la mezquita de la ciudad en el S.XII
Estilo: Románico, Gótico, Mudéjar, Renacimiento, Barroco, Neoclásico
Uso: Culto y sede catedralicia
Curiosidad: Durante una época Zaragoza tuvo dos catedrales enfrentadas entre sí. La Basílica del Pilar y la de La Seo.

Zaragoza románica y mudejar
Zaragoza bajomedieval
Zaragoza renacentista
Zaragoza barroca

La catedral de La Seo, con la advocación del Salvador, se levantó sobre la primitiva mezquita musulmana. Según la tradición, en 1119, un año tras la conquista de Zaragoza, el obispo Pedro de Librana realizó su consagración solemne. A fines del Siglo XII se inició la construcción de la catedral románica, sin embargo las construcciones y modificaciones posteriores crearon un conjunto ecléctico y preñado de los gustos de diferentes épocas fundidos con distintos materiales- piedra, ladrillo, yeso, bronce, madera.

La primitiva catedral debía de ser un edificio de tres naves, y tres ábsides semicirculares en la cabecera, orientadas hacia el norte. En el ábside principal hay tres ventanas de arco de medio punto con molduras de motivos vegetales y ajedrezados.

La decoración interior del ábside está compuesta por doce columnas unidas por arquillos, en cuyos espacios se encuentran las figuras de varios santos entre capiteles con instrumentos musicales y animales. También aparece representada la Vida y Pasión de cristo y la Creación del primer hombre. Esta decoración interior fue descubierta por azar en 1961, parcialmente destruida.

En el S.XIV se transforma el edificio en uno de estilo gótico, pero con una clara tendencia mudéjar que lo hace único. A las tres naves existentes se añaden dos en 1430 y otras dos en 1490 por encargo de don Alonso de Aragón y don Hernando de Aragón, para hacer del templo un cuadrilátero casi perfecto.
El cimborrio comenzó a levantarse en 1370 pero pudo completarse gracias al encargo de Don Pedro de Luna en 1412.

En 1520 Juan Botero o Sisuar junto con otros constructores cristianos o moriscos levantaron uno nuevo, ya que se había derruido. También diseñaron una nueva fachada, de estilo gótico y plateresco y modificaron la torre principal por una nueva que dejó de ser octogonal.

La construcción del edificio es de ladrillo y sus grandes contrafuertes entre las capillas hacen del conjunto, alejados del esquema arbotante-contrafuerte, hacen del conjunto una pieza ensamblada muy particular. El paño cerámico mudéjar recorre los muros exteriores.

En el interior de la capilla mayor se encuentra un gran retablo comenzado en 1445 por Pere Johan con escenas de vida de San Valero, follajes ornamentales y tres grandes escenas de la Epifanía, Transfiguración y Ascensión del Señor, en el estilo germánico del Maestro Hans.

El coro se encuentra situado en la nave mayor y fue rodeado por un muro muy decorado en yeso endurecido y de estilo plateresco. En la obra intervinieron muchos autores y aunque en ella aparece una inscripción con fecha de 1560, su elaboración se extendió a lo largo del tiempo. La sillería que le acompaña es de tracería gótica.

La belleza e importancia del recinto condujo a varias generaciones de nobles aragoneses a encomendar capillas para depositar allí sus restos.

En el centro del trascoro está la Capilla del Santo Cristo, de Juan de Zabala, levantada en el S.XVIII con esculturas manieristas. La capilla encargada por don Lope Fernández de Luna, para albergar su tumba hacia 1360, está cubierta con tracerías y arcos mixtilíneos, de ladrillo, yeso y cerámica. Su presbiterio está coronado por una cúpula tallada, también mudéjar, adornada con laceráis y policromada. La tumba de don Lope es obra del maestro barcelonés Pere Moragues, está esculpida en alabastro y labrada de modo muy fino.

La capilla de San Bernardo acoge los restos de don Hernando de Aragón y de su madre doña Ana de Gurrea. El alabastro de sus tumbas, moldeado al estilo renacentista por Pedro Moreto y Bernardo Pérez, es una hermosa muestra de la escultura humanista en Aragón.

La capilla de San Miguel fue ordenada por Gabriel Zaporta en 1570. La decoración de la portada, sus esculturas de alabastro y el retablo que las recubre, obra de Juan de Ancheta, crean otro conjunto sobrecogedor.

Las obras de restauración de la Seo iniciadas en los años ochenta gracias a un convenio firmado por el Arzobispo de Zaragoza, Elías Yanes y la consejería de cultura de la D.G.A. continuaron durante más de quince años. En el año 2000 las tareas de restauración pasaron a manos del Cabildo Metropolitano.

La Sacristía Mayor tiene una portada barroca, y una gran armario que guarda bustos y relicarios salidos de los talleres de Aviñon, entre ellos un torso de San Valero, que por lo que cuenta la tradición, conserva los rasgos fisonómicos del Papa Luna. La custodia de plata, de estilo plateresco, fue proyectada por Forment. Además La Seo alberga una de las más ricas colecciones de tapices, en las que abundan las de estilo gótico.

Posiciona tu web con SEO Zaragoza.